Encontrar motivación para estudiar

Si hacemos una búsqueda rápida en internet sobre los beneficios que podemos observar como resultado de un estado de motivación durante el proceso de aprendizaje, encontraremos numerosos informes en los que confirman una mayor facilidad para adquirir conocimientos, alcanzar los objetivos educativos propuestos y mejorar nuestro rendimiento y productividad. Ahora bien, todos hemos sentido en algún momento de nuestra vida una profunda desmotivación ante la idea de asistir a una clase en la que el profesor/a se define protagonista. Y es que, pese a que dimos instrucciones sobre cómo un líder de grupo podría mejorar la motivación del resto de integrantes, algunos docentes no siempre se muestran preocupados por aumentar el interés de sus alumnos. Por lo que, en ocasiones, esta responsabilidad recae sobre el estudiante.

A lo largo de las anteriores publicaciones hemos abordado esta temática proporcionando estrategias y actividades prácticas que nos han dotado de mayor soltura para trabajar nuestra motivación. Sin embargo, conocemos las limitaciones del ámbito educativo, por lo que se hace algo más complicado encontrar un motivo para acabar con nuestro estado de aburrimiento y frustración. Es por ello que establecer objetivos que nos resulten atractivos y gratificantes tiene mayor dificultad. A su vez, podemos pensar que este proceso resulta demasiado tedioso, pues nunca obtenemos resultados inmediatos, sino que debemos alternar y adaptar las diferentes estrategias y herramientas con las que contamos a las circunstancias que se nos presentan. Esto resulta fundamental, pues de esta forma seremos capaces de reconocer aquellos métodos y técnicas que mejor se adapten a nosotros y a nuestras necesidades.

Por lo que, en primer lugar, es importante conocer los tipos de aprendizajes que existen, con el objetivo de enfocar nuestra práctica hacia aquellos que nos resulten más sencillos. Mientras que algunas personas aprenden más fácilmente a partir de la interacción con otros, o bien estableciendo relaciones entre los conocimientos que ya tenían y los nuevos, en otros casos lo consiguen a partir de la observación o la propia experiencia.

Así pues, debemos recordar que no solo existe el aprendizaje memorístico y que podemos utilizar diferentes técnicas para hacer nuestra rutina de estudio más amena: subrayar lo importante, elaborar un mapa mental o un resumen del temario, realizar ejercicios o plantear casos prácticos, utilizar reglas mnemotécnicas, seleccionar preguntas importantes y responder a nuestro propio test, ayudarnos de dibujos e imágenes, estudiar en grupo o preguntar nuestras dudas a través de foros online, etc.

Como puedes observar son numerosos los métodos a los que podemos recurrir, pudiendo alternarlos y combinarlos en base a nuestras preferencias. De esta forma, nuestra motivación aumentará, provocando que nos impliquemos más en nuestro aprendizaje.

Finalmente, como ya se ha mencionado en post anteriores, recomendamos establecer una rutina que nos permita mantener la motivación en el tiempo, de forma que no perdamos la constancia en los días de desánimo. Y por supuesto, recordar que debemos celebrar nuestros pequeños y grandes éxitos, pero sobre todo aceptar nuestras derrotas y aprender de ellas, por lo que realizar un análisis DAFO puede ayudarnos a mejorar nuestro proceso de aprendizaje.

Silvia Ruiz Roldán 

¡Comparte tu reflexión en la sección de comentarios! No dudes en contactar con nosotros para cualquier cuestión en el siguiente formulario o en nuestro perfil de Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Neotalentway S.L..
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad