Motivación ante el fracaso

Cometer errores es una respuesta habitual en el proceso de aprendizaje que afecta a todas las personas en cualquier etapa de su vida, sea cual sea la materia o rama del conocimiento en la que se esté desarrollando, tanto a nivel personal como profesional. Sin embargo, entendemos el fallo como algo negativo, asociando emociones y pensamientos dañinos a nuestra conducta, justificando así nuestra incapacidad. Pues, entendemos que la aparición de aquellas conductas que no coinciden con la respuesta deseada es algo que debemos evitar y reprochar a otros, e incluso a nosotros mismos. Por ello, es urgente resignificar el error como un instrumento de aprendizaje y no de fracaso.

Desde la pedagogía del error se reconoce la utilidad del error como una estrategia de aprendizaje que nos puede ayudar a conocernos a nosotros mismos, identificando nuestro propio estilo de aprendizaje, favoreciendo al fortalecimiento de la seguridad de la persona y la toma de decisiones. Cometer errores, como ya se ha mencionado, se considera un hecho natural del proceso de aprendizaje, que nos permite cambiar y mejorar, desarrollando habilidades de observación, valoración y resolución de conflictos. Asimismo, a partir de estas competencias seremos capaces de valorar nuestra capacidad de aprender a nivel personal, en lo que respecta a nuestras emociones, sentimientos, motivaciones y habilidades.

En definitiva, analizar en profundidad nuestros propios fallos para castigarnos emocionalmente provoca en nosotros una mayor frustración y desmotivación, impidiéndonos aprovechar esta oportunidad de aprendizaje y, por tanto, limitando nuestro progreso. Es esencial que seamos capaces de comprender que cometer un error no nos deriva hacia el fracaso, sino que es inherente a las tareas diarias, pues nos permiten evolucionar y mejorar. Por esta razón, te proponemos realizar el siguiente ejercicio:

  • El error del día. Observa los errores que has cometido o sueles cometer diariamente, a lo largo de la semana, permitiéndote reflexionar sobre el origen, el cómo y cuándo ocurre. Una vez lo hayas identificado, enumera diferentes opciones para dar solución a este conflicto y medita sobre la relevancia y el impacto que este error tiene en los diferentes ámbitos de tu vida, a nivel personal y social. Por último, pregúntate “¿qué puedes aprender de esto?”.

Ahora bien, no solo es importante aprender a aceptar nuestros errores, sino que también debemos aprender a gestionar nuestras expectativas de éxito. Para ello es necesario atender a la definición de este concepto, ya que podríamos definir el éxito como el resultado satisfactorio de un negocio o actuación. Sin embargo, se ha generalizado una idea común de lo que el éxito supone, convirtiéndose en una pequeña losa para nosotros que nos obliga a conducir nuestro camino hacia esa concepción.

Por el contrario, somos nosotros los que debemos aclarar la interpretación que hacemos de nuestras victorias, así como los métodos que debemos llevar a cabo para alcanzarlo. Tener claro este concepto es clave para impulsar nuestras acciones y mantenernos motivados, pues como ya se explicó en anteriores post, nos permitirá evaluar nuestro progreso según la distancia a la que nos encontremos de la meta establecida.

Así, según Winston Churchill “el éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse”, mientras que Alfred Musset recuerda que “lo realmente importante no es llegar a la cima; sino saber mantenerse en ella”. Pero, ¿qué significa para ti lograr el éxito?

Silvia Ruiz Roldán


¡Comparte tu reflexión en la sección de comentarios! No dudes en contactar con nosotros para cualquier cuestión en el siguiente formulario o en nuestro perfil de Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Neotalentway S.L..
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Verificado por MonsterInsights